lunes, 21 de septiembre de 2009

EL VALLE DEL RIO LEBRIJA




EL VALLE DEL RIO LEBRIJA
Por: OSCAR FABIAN DÍAZ LÓPEZ
(2009)
El valle del río Lebrija, antiguamente conocido como el bajo Lebrija, está formado por las veredas Conchal, Vanegas y Chuspas, hasta allí llegaba el tren, pero en 1991 por políticas gubernamentales y el mal estado de la vía férrea dejó de funcionar. Salía del Café Madrid, pasaba por Bocas, luego a Palmas y de ahí se llegaba al Conchal, donde hacía parada, luego continuaba hacia Vanegas y Chuspas. La vía va bordeando el río Lebrija y éste era el único medio de transporte de carga y pasajeros con que se contaba en la región. Además, era rápido y económico, el trayecto desde Bucaramanga se hacía en treinta minutos al Conchal, a Vanegas cuarenta y cinco y hasta Chuspas una hora. De eso ya sólo quedan algunas evidencias o pedazos de rieles, pues personas inescrupulosas los desmontaron. Al tratar de habilitar la vía para vehículo, como efectivamente se ha hecho; se corren muchos riesgos, ya que las condiciones del terreno son de pie de monte y a orilla del río, de manera que no es muy amplio y además hay que pasar por tres túneles y algunos puentes que se sostienen sobre las viejas estructuras del tren con tramos de tablas y maderas sobrepuestas que dan sensación de vértigo, pues se puede ver hacia el fondo. Los viajes del tren se hacían hasta Sabana y los caseríos veredales se asentaron alrededor de las estaciones, cada diez kilómetros, trayecto que se recorría en aproximadamente quince minutos.
Don Santos Rueda Galvis, nació en 1913, habitante de la Vereda Aguada de Ceferino. Toda su vida la ha pasado en ésta región, participó en su juventud de las jornadas de trabajo que convocaba el sacerdote para la construcción del actual templo Parroquial de Lebrija, recuerda que a sus diecisiete años estuvo presente en una ceremonia de consagración especial en la que se nombraba como "Padrinos de la Iglesia" a quienes asumían el compromiso de colaborar con su trabajo en el levantamiento del templo. Según éstos datos, para 1930 ya se realizaban oficios religiosos en el Templo San Pedro Apóstol, aún sin terminarse en su totalidad. Pues, por testimonios fotográficos y orales que conserva don Antonio Herrera, quien también participó de ésta visita a don Santos, para 1935 se estaba adelantando la construcción del techo, de manera que las celebraciones se hacían sobre lo que actualmente es el altar mayor, desde otro altar ubicado en la capilla lateral dedicada a la Pasión de Cristo.
Don Santos, actualmente (marzo 28 del 2010) cuenta con 96 años y habla con plena lucides de sus recuerdos de juventud. Habla del cacerío de Cantabria, describiéndolo como un lugar poco poblado, pero con los espacios necesarios para albergar a la gran cantidad de visitantes que con motivo de la fiesta de San Antonio, cada 13 de junio, acudían asiduamente a la celebración religiosa en su honor.
Desde ésta vereda se observa el cañón del río de Oro, que desciende hacia el Cafe Madrid, estación principal en la vía del ferrocarril que aguas abajo marca los márgenes del caudaloso río al unirse con otros ríos y quebradas como Río Negro y Suratá, conformando el Río Lebrija, que de la profundidad de las cordilleras orientales que marcan el relieve santandereano termina por abrirse paso hacia el Magdelena en lo que se ha llamado el valle del río Lebrija, conformado por las veredas Conchal, Vanegas, Angosturas y Chuspas.
SANTOS RUEDA GALVIS Y ANTONIO HERRERA
Don LUIS BELTRÁN (El alcalde de la Aguada)
Don José Beltrán, nació el 6 de diciembre de 1920. Entre sus recuerdos relata la impresión que le causó el tren, del que a propósito carecemos de información, según las indagaciones a sus propios padres, éste existía aproximadamente desde 1907, pero es un dato aún sin confirmar, pues no he encontrado información al respecto, a pesar que para la segunda mitad del siglo XIX ya se encontraba adelantada la construcción del ferrocarril de Antioquia, sin embargo, las guerras civiles, entre ellas, la de los mil días habían suprimido la movilización por la vía ferrea.
Ésta es la imagen del cañón del río Lebrija, aproximadamente hacia las cinco de la tarde del 28 de abril del año 2010 desde la casa de don José Beltrán. Por éstas montañas descendía hacia Río Negro el ejército liberal, zona bastante difícil de profundos desfiladeros, pero relativamente cerca entre el cerro de Palonegro y el cuartel principal de los revolucionarios ubicado en el actual municipio de Río Negro.

1 comentario:

Ariete dijo...

Hola estoy muy interesado por el estado de esta via, un interes que me ha llevado a escribir mi tesis de grado en historia, sobre ese dicho ferrocarril.

Me gustaria mucho que me diera indicaciones para ver si se puede recorrer a pie y tratar de hacer una especie de documental sobre el estado de la via en la actualidad...


muy buenas las fotos

Datos personales

Mi foto
Interés por el patrimonio histórico,cultural e ideológico de la región en que vivo. Equipo de Trabajo integrado por: JAIME ENRIQUE ZARATE, LUIS FRANCISCO HERNÁNDEZ Y JOSÉ ANTONIO PRADA.